Consejos sobre el resfriado

¿Gripe o resfriado?

La tarea de distinguir entre gripe y resfriado es tarea complicada, debido a que las primeras 24 a 48 horas los síntomas son muy similares. Aún así existen diferencias:

  • El resfriado no siempre provoca fiebre y se cura en una semana.
  • La gripe aparece en los meses fríos e forma de epidemia. Produce fiebre alta (39-40 ºC) siendo su duración entre cinco y diez días.
  • El resfriado común no suele producir complicaciones.
  • La gripe debilita el sistema inmunitario, sobre todo en personas mayores de 65 años, niños pequeños y pacientes con patologías broncopulmonares crónicas.

Consejos sobre el resfriado

  • Paliar el malestar general con analgésicos, si se tiene fiebre que sean además antitérmicos.
  • Hidratarse con 2 ó 3 litros de líquidos para mantener la hidratación y ayudar a eliminar la mucosidad y tomar mucolíticos (fluidifican el moco y facilitan la expectoración). Evitar bebidas alcohólicas.
  • Realizar aspiraciones nasales de agua con sal o suero fisiológico. Hacer vahos de eucalipto que ayudan a descongestionar.
  • No usar descongestivos nasales más de 3 días ya que pueden producir efecto rebote.
  • Evitar descongestivos con efedrina en caso de padecer tensión arterial alta.
  • Hacer gárgaras de agua caliente con limón y miel.
  • No tomar antibióticos salvo prescripción médica. Si no hay fiebre o infección no son efectivos y su abuso produce resistencias.
  • Lavarse las manos frecuentemente y taparse la boca con un pañuelo desechable al toser o estornudar para evitar el contacto.
  • Descansar lo que sea posible, especialmente si presenta fiebre.
  • Mantener un ambiente cálido y sin excesiva humedad. Evitar los cambios bruscos de temperatura y las bebidas muy frías o muy calientes.
  • Tomar una dieta adecuada y equilibrada. Especialmente vitaminas y minerales para ayudar al cuerpo a desarrollar defensas.
  • Dejar de fumar y evitar los ambientes de humo ya que irritan más las mucosas y la garganta.

Acudir al médico si aparece: dificultad para respirar, dolor en el pecho o abdominal repentinos, mareos, vómitos que no desaparecen o si los síntomas no remiten después de 10 días.

Comentarios cerrados.